Una Iglesia para toda la familia.

 

Salmos 119:33-37

33   
Enséñame, oh Jehová, el camino de tus estatutos,
       Y lo guardaré hasta el fin.
 
34   Dame entendimiento, y guardaré tu ley,
       Y la cumpliré de todo corazón. 

35   Guíame por la senda de tus mandamientos,
       Porque en ella tengo mi voluntad. 

36   Inclina mi corazón a tus testimonios,
       Y no a la avaricia. 

37   Aparta mis ojos, que no vean la vanidad;
       Avívame en tu camino.